19.03.2019

Inteligencia Artificial: cómo influirá en el futuro del sector retail

La Inteligencia Artificial está de moda y presenta muchas aplicaciones en el mundo de los negocios, convirtiéndose en uno de los factores clave para conseguir crecimiento y nuevas oportunidades empresariales.

Según un estudio realizado por Capgemini Research Institute, hoy en día el 28% de los retailers ya están implementando la Inteligencia Artificial, una cifra que ha crecido a pasos agigantados en los últimos años, pues en el 2016 tan solo un 4% de los reatilers hacían uso de esta tecnología.

Las compañías de retail que están utilizando la Inteligencia Artificial confirman que esta tecnología los están ayudando a conseguir más ventas y, sobre todo, a reducir las quejas de los consumidores. Es por ello que la Inteligencia Artificial se convierte en el nuevo gran aliado del sector retail, pues gracias a sus posibilidades se podrá pasar de modelos “preventivos” a modelos “predictivos”, lo que supondrá una mejoría sustancial en cuando a la competitividad.

El informe “IA, el futuro del Retail”, elaborado por Adigital, ICEX y Kairos, destaca las ocho ventajas clave que el uso de la Inteligencia Artificial puede ofrecer a los pequeños y medianos negocios del sector retail.

- Hiperpersonalización: Aportar soluciones con un valor diferencial en tiempo real será indispensable para que el consumidor elija tu producto o servicio. Los modelos predictivos de la IA permitirán conocer mejor a los usuarios y adaptarse a sus necesidades.

- Optimización logística: De nuevo, gracias a las capacidades predictivas de la IA, se podrá gestionar de una manera más eficiente las existencias de producción y ajustar el almacenamiento según la demanda.

- Omnicanalidad: Una de cada cinco compras online se realizan después de haber estado en la tienda física y una de cada tres compras en el establecimiento se producen después de haber consultado la web. Por ello, es importante que los retailers unifiquen sus canales y traten al consumidor como un usuario único.

- Interfaces virtuales: Los asistentes digitales con voz permitirán a los retailers interactuar con sus usuarios de la misma manera que dos personas en el mundo real, construyendo una relación directa y fluida entre ambas partes.

- Ubicación óptima: La Inteligencia Artificial permitirá conocer cuál es la mejor ubicación para establecer un nuevo local comercial, comparando datos como el flujo de clientes, horas de mayor demanda, frecuencia de movimiento de los usuarios, etc.

- Dotación de personal: La Inteligencia Artificial también podrá detectar las horas de mayor demanda, para determinar cuándo se necesita más personal y de qué perfil. Esto se traduce en una mejor atención y satisfacción para el cliente.

- Mejora del servicio: Con la Inteligencia Artificial las empresas podrán ofrecer servicios de mantenimiento, asesoramiento y formación, con el fin de mejorar la experiencia del consumidor y generar una relación a largo plazo basada en la confianza.

- Tiempo de entrega: Gracias a la capacidad de la IA para gestionar los datos, las empresas podrán anticiparse y reducir sus tiempos de distribución, siendo más competitivas.

¿Te ha gustado?