15.04.2019

Creando ambientes: Iluminación LED para tiendas y locales comerciales

Las tiendas y los locales comerciales exigen tener una buena decoración, pues esta influirá de manera considerable en el buen funcionamiento del negocio.

Una parte esencial de la decoración dentro del sector retail es la iluminación, pues ayudará a definir y diseñar los distintos ambientes en el interior del establecimiento.

De este modo, es importante que las luminarias se instalen de acuerdo a cada una de las áreas, es decir, se debe iluminar de forma diferente la fachada, los escaparates, los colgadores, las mesas centrales, los estantes, los probadores o la zona de caja y mostrador. Cada pequeño espacio debe tener su propia personalidad y, por ello, debemos adaptar la iluminación según sus funciones.

Hoy en día, lo más recomendable es utilizar luminarias LED que aportan una excelente calidad lumínica, además de poseer grandes cualidades como su bajo consumo eléctrico, un máximo rendimiento y la poca producción de calor. La tecnología LED permite que la iluminación de las tiendas sea realizada siguiendo diferentes criterios de alumbrado como potencias, ángulos de apertura e, incluso, varias temperaturas de color.

Un factor muy importante que se debe considerar es que, en el momento de buscar una buena iluminación para el local comercial, se debe lograr una reproducción cromática de acuerdo al tipo de mercancías o productos que se quieran exponer. En otras palabras, hay que conseguir que se reproduzcan los colores de los productos de manera fidedigna y que no se pierdan tonalidades.

Por otra parte, la iluminación LED en el mobiliario comercial ha estado cobrando cada vez mayor importancia. Los focos y las tiras LED son utilizadas en expositores, vitrinas y mobiliario en general, donde tienen la función de destacar los productos. Este tipo de iluminación resulta indispensable en joyerías, relojerías, ópticas, tiendas de artículos de regalo o cualquier otro tipo de establecimiento en donde se utilicen vitrinas o expositores que deban estar muy bien iluminados interiormente. Además, las LED son muy fáciles de instalar y requieren un mantenimiento mínimo.

Finalmente, en lo que respecta a su consumo, hay que tener en cuenta que diez focos para tiendas LED en funcionamiento, suponen el mismo consumo que un solo foco halógeno. Asimismo, dos focos LED, consumen la misma electricidad que un foco fluorescente de bajo consumo.

- Alumbrado halógeno de 100 W, consume 100 W

- Alumbrado incandescente de 100 W, consume 100 W

- Alumbrado fluorescencia de 100 W, consume 20 W

- Alumbrado LED de 100 W, consume 10 W

¿Te ha gustado?