09.10.2019

Ventajas e inconvenientes de los suelos de gres porcelánico

El suelo de cualquier estancia, ya sea una vivienda, un local comercial o una oficina, tiene que ser escogido teniendo en cuenta su durabilidad y resistencia.

Actualmente, el gres porcelánico se está convirtiendo en una de las principales tendencias en interiorismo porque ofrece muchas ventajas.

En primer lugar, el gres porcelánico destaca por su gran durabilidad y resistencia, tanto a las altas temperaturas como a la humedad. Están fabricados con cerámica prensada y cocida, de manera que la porosidad del material es mínima. Esto significa que los suelos porcelánicos pueden aguantar temperaturas extremas, siendo aptos para exteriores. Además, gracias a su alta resistencia, son ideales en zonas de mucho tránsito como, por ejemplo, en un local comercial.

Por otro lado, el gres porcelánico se caracteriza por ser un material muy versátil y con un diseño y estética flexibles. Hoy en día, en el mercado se pueden encontrar suelos porcelánicos que imitan materiales más caros como la madera, el mármol o la piedra.

Además de su durabilidad y versatilidad, los suelos porcelánicos son muy fáciles de instalar, pues se adhieren con facilidad a cualquier tipo de cemento. Por ello, en algunas ocasiones se utiliza como elemento meramente decorativo para modernizar cualquier estancia, ya sea en ambientes de estilo rústico o clásico.

Sin embargo, a pesar de sus múltiples ventajas, , el gres porcelánico también presenta algunos inconvenientes. Al tratarse de un material de gran resistencia, resulta muy difícil realizar los cortes necesarios para su instalación si no se dispone de las herramientas adecuadas. De hecho, las empresas fabrican las baldosas cada vez de mayor tamaño, por lo que se incrementa este punto negativo, en cuanto al corte y adaptación del gres en las estancias. Asimismo, si necesitamos perforar en algún momento el suelo porcelánico, esta condición de dureza podrá influir en este tipo de tareas.

En cuanto al precio, los materiales porcelánicos suelen ser más caros que otras variedades de gres o baldosas, aunque más económicos que la piedra, el mármol o la madera.

Tras hacer una valoración de todas sus ventajas e inconvenientes, resulta innegable que el gres porcelánico es una de las opciones preferidas a la hora de hacer una reforma integral. Gracias a sus características pueden instalarse en cualquier tipo de estancia (cocina, salón, cuarto de baño, dormitorios…) e, incluso, pueden ir colocados como revestimiento vertical.

¿Te ha gustado?