16.10.2019

Vuelve la moda del papel pintado en el diseño de interiores

Hace tiempo que el papel pintado cayó en el olvido, sin embargo, ahora ha regresado con fuerza y se ha vuelto un imprescindible en decoración.

El papel pintado ofrece posibilidades decorativas ilimitadas con diseños para todos los gustos (flores, rayas, figuras geométricas, grafismos modernos, motivos infantiles, etc). Se pueden usar solo sobre una pared, en ángulo sobre dos paredes o para cubrir una habitación entera. 

Hoy en día existen diferentes tipos de papeles pintados según el material en el que están fabricados:

- Papel: Está compuesto por papel y una base textil. Es el más delicado, por ello, hay que usarlo en zonas de poco tránsito. Además, se debe colocar con bastante cuidado para no estropearlo.

- Tejido no tejido: También es conocido como TNT. Está fabricado con una base textil y una capa vinílica. Se caracteriza por ser resistente al desgaste, a los rayos solares y a la humedad. Se puede lavar de manera fácil con un trapo húmedo. Su resistencia lo convierten en la opción ideal para zonas de tránsito o estancias donde el papel normal puede deteriorarse, por ejemplo, en cocinas, baños o dormitorios infantiles.

- Vinílico: Está compuesto por una base de papel y una capa de vinilo. También es resistente a la humedad y a la luz, por lo que se puede utilizar igualmente en zonas de mucho tránsito.

En cuanto a los diseños actuales, hay algunos que están generando una clara tendencia en el mundo del interiorismo. Los motivos vegetales, tropicales y los cactus están de moda (y no necesariamente en color verde). Las flores de siempre vuelven a llenar las paredes, aunque con colores más suaves y diluidos. También se llevan los motivos geométricos de inspiración pop o con cierto aire de estilo nórdico. Los diseños con rayas verticales se siguen utilizando para separar visualmente el techo del suelo, generando una sensación de más altura.

Gracias al papel decorativo podemos personalizar cualquier estancia, usándolo de formas muy diferentes. En primer lugar, se puede emplear para separar zonas de la casa, por ejemplo, cubriendo la pared del comedor para definir el área de la mesa y las sillas. También se puede utilizar en los dormitorios sobre la pared del cabecero, generando un punto de atracción sobre ese lado y aportando profundidad a esa habitación. El papel vinílico o el TNT se pueden colocar incluso para decorar baños y cocinas, debido a su resistencia, dándole un toque único a estos espacios. Asimismo, el papel pintado se puede usar a modo de zócalo de dos maneras, colocando el papel en la parte inferior y pintura en la mitad superior o bien colocando el papel en la zona superior y un zócalo de madera u otro material en la inferior.

Finalmente, no olvides que el papel pintado se puede utilizar como decoración sobre otras superficies además de la pared, por ejemplo, puede servir para empapelar la trasera de una estantería o los frentes de los cajones de un mueble, solo hay que dejar volar la imaginación.


¿Te ha gustado?