13.11.2019

Black Friday, nuevas estrategias en las redes sociales

El Black Friday ya está a la vuelta de la esquina y cada año son más las empresas españolas que se suman a los descuentos de este día ofreciendo ofertas exclusivas.

Como cada año, el Black Friday tendrá lugar el último viernes de noviembre, en concreto este año será el día 29. La elección de esta fecha es una medida estratégica desde el punto de vista del marketing para dinamizar las ventas del mes de noviembre. A nadie se le pasaría por la cabeza comprar los regalos de Navidad un mes antes, a menos que exista un día con grandes ofertas que les permita un ahorro importante de dinero.

Debido al gran número de tiendas físicas y tiendas online que se unen al Black Friday, es necesario que las marcas recurran a todo tipo de publicidad, desde la más convencional como, por ejemplo, los spots televisivos hasta el uso de las redes sociales. Solo de este modo podrán llegar su público objetivo y destacar sobre la competencia. 

Según datos de Diurnay, en el Black Friday del año pasado en España se vendieron 1.560 millones de euros solo a través de Internet. Lo más vendido fueron los productos de tecnología (móviles, ordenadores, televisores…), con un 34% de las ventas. El sector de la moda y calzado alcanzó un 23% del gasto y, en tercer lugar, se situaron los productos culturales (libros, música y videojuegos), con un 14%.

En los últimos años, los hábitos de compra en el Black Friday han cambiado mucho, por ello, los nuevos soportes más recomendados para realizar la inversión publicitaria son: redes sociales, email marketing, display y enlaces, search marketing, mobile display, mobile apps y video marketing.

Para sacar el máximo partido al Black Friday, las marcas se verán obligadas a ampliar su campaña empleando los anuncios en las redes sociales. Existen 4 estrategias clave para garantizar el éxito de ventas:

- Lanzar ofertas atractivas para combatir la saturación. Durante la semana antes del Black Friday la competencia es muy alta y los costes de las campañas subirán. Es necesario contar con una oferta competitiva e incluir aceleradores que motiven al usuario a hacer clic.

- Crear campañas enfocadas a la venta al 100%. El Black Friday es una fecha en la que los consumidores están predispuestos a comprar. Así que las empresas deben aprovechar ese impulso realizando campañas orientadas a la venta, en detrimento de aquellas que buscan la interacción o generación de seguidores.

- Utilizar el remarketing con descuentos. El Black Friday es una fecha perfecta para hacer campañas de remarketing. Para ello, las empresas deben dirigirse a los usuarios que hayan visitado su web y ofrecerles un descuento especial en los productos que hayan estado mirando o que hayan dejado abandonados en el carrito de la compra.

- Usar el Social Shopping. Instagram Shopping y Facebook Shopping ya permiten a los usuarios comprar directamente desde la misma red social. De modo que aquellas empresas que aún no lo empleen, el Black Friday se presenta como una buena oportunidad para comenzar a probar estas nuevas funcionalidades.

¿Te ha gustado?