08.04.2020

Reapertura de tiendas de ropa, ¿cómo afectará el Covid-19 al sector de la moda?

Aunque todavía no hay una fecha establecida para la reapertura de las tiendas de moda en España, ya son muchas las empresas que empiezan a pensar en cómo adaptar sus espacios físicos a la nueva situación.

Javier Vello, socio de EY especialista en retail, señala: “Sin duda en los primeros meses y mientras dure la amenaza de repunte, los centros comerciales y tiendas tendrán que pelear por una acreditación de sitio seguro”. No obstante, los expertos también aseguran que muchas de las nuevas tendencias no serán pasajeras, sino que llegarán para quedarse, al igual que las medidas de seguridad que se implantaron en los aeropuertos tras el atentado del 11S. 

El primer y más significativo cambio que afectará a todas las tiendas será el del control de su aforo máximo. Para ello, deberán usar herramientas de conteo, tracking, mapas de calor o, incluso, manualmente, para saber en todo momento cuánta gente hay dentro. El aforo máximo de cada local comercial estará marcado según su dimensión, para que pueda existir la distancia preventiva de un metro entre cualquier persona.

En cuanto a los probadores, se convertirán en el punto de la tienda más problemático, pues desinfectarlos todos cada vez que una persona entre y salga resultará imposible de manera operativa. Algunos consideran que esta crisis no eliminará los probadores, ya que los clientes necesitan vivir la experiencia de compra al completo, aunque para ello estas áreas deberán rediseñarse en espacios más grandes. Por otro lado, otros expertos consideran que es posible llegar a ver tiendas directamente sin probadores, como ocurre en Arabia Saudí, en donde las tiendas carecen de ellos y los clientes se prueban las prendas en casa.

En lo que respecta a la ropa, todavía no se sabe a ciencia cierta cuánto tiempo puede llegar a vivir este virus sobre la tela. Alfons Cirera, propietario de la empresa textil española Nylstar, considera que será necesario recurrir a nuevas estructuras moleculares cristalinas y de alta calidad. En este sentido, el poliéster podría ser sustituido por la poliamida 6.6, que tiene una estructura molecular más perfecta que no deja penetrar los elementos externos como los microbios.

Otro aspecto importante a destacar es el tema del pago. Muchos expertos apuestan por el papel fundamental que tendrá la tecnología en el proceso de pago con el fin de evitar que las personas tengan que hacer cola en un mostrador. De hecho, el cobro a través de dispositivos móviles ya estaba en alza antes del Estado de Alarma, pero ante la situación actual, este método crecerá de forma más acentuada.

Además de todo lo anterior, es muy posible que algunas empresas busquen soluciones imaginativas para poder llevar de algún modo la tienda a casa del cliente. Por ejemplo, la start up de moda Pompeii está introduciendo en su plataforma online conexiones de vídeo con un asesor personal que te ayuda en todo momento durante el proceso de compra. Asimismo, es posible que en un futuro veamos soluciones que ayuden a probarnos la ropa de manera virtual y así nos podamos hacer una idea de cómo nos queda antes de efectuar la compra.

En cualquier caso, la reapertura de las tiendas de moda no se llevará a cabo de la noche a la mañana, sino que seguirán un proceso paulatino. De este modo, las empresas tendrán tiempo de realizar ensayos antes de implantar los nuevos cambios.

¿Te ha gustado?