29.04.2020

¿Cómo será el futuro del sector retail tras la crisis sanitaria?

Antes de la pandemia global originada por el coronavirus, el sector retail ya se encontraba sumido en un proceso de transformación que buscaba la omnicanalidad entre la tienda física y la tienda online.

Durante esta crisis, con un tercio de la población mundial confinada, el comercio electrónico está experimentando un impulso nunca antes visto. De hecho, muchas personas han realizado sus primeras compras online en estas últimas semanas, aunque no han obtenido la misma satisfacción de la experiencia de compra que en una tienda física

A pesar de que los hábitos de compra han sido modificados y el e-commerce registra un crecimiento muy significativo, las tiendas físicas no desaparecerán, sino que tendrán diversas transformaciones. Jorge Ponce, presidente de la junta de Broadway Maylan, considera que la aparición del COVID-19 ha generado distanciamiento social e inseguridad para asistir a los centros comerciales, por este motivo, serán las tiendas locales más próximas a las personas las que resurjan tras la crisis.

El futuro del retail pasa por la proximidad y la rapidez de entrega. Las tiendas urbanas o de barrio permitirán la interacción con los productos y esa experiencia física que el consumidor necesita, sin embargo, la compra se realizará fundamentalmente por Internet y se exigirán unos tiempos de entrega cada vez más cortos. En este sentido, Jorge Ponce, recalca que deberíamos mirar a los programas de apoyo al comercio local que está implementando Alibaba en China y que consisten en ofrecer análisis de big data para mejorar la oferta y dar un soporte logístico de paquetería para que el servicio de entrega sea más rápido y eficaz.

Por otro lado, Mónica Chao, directora de Sustentabilidad de INTU España, plantea que tras la crisis puede crearse un escenario en donde la búsqueda rápida de la recuperación económica nos lleve a un colapso ecológico, o bien, una situación en la que se creen nuevas políticas, acciones y modelos de negocio que respeten el medio ambiente. En tal caso, el sector retail deberá integrar nuevas estrategias que consideren la sostenibilidad, además de obtener certificados medioambientales de cara a los consumidores.

Siguiendo esta línea, muchos expertos afirman que los desarrollos inmobiliarios de los nuevos espacios comerciales que se construyan tenderán a estar diseñados para ahorrar energía y con áreas más abiertas y verdes que reconcilien a sus visitantes con la naturaleza. Asimismo, Jorge Ponce, puntualiza que a partir de ahora el retail se regirá por una base de consumo más responsable, el reuso de materiales, la reparación y el alquiler de productos.

En resumen, a corto plazo veremos un incremento notable de los protocolos de seguridad y limpieza en las áreas comerciales que generen confianza en los clientes con el fin de que acudan a ellos. Pasado un tiempo, a largo plazo, podremos observar cómo los espacios se irán transformando favoreciendo cada vez más las zonas verdes y los centros comerciales reformarán el urbanismo de las ciudades. Además, las marcas deberán trabajar de manera más ardua en su propósito social, pues se encontrarán con clientes más conscientes y críticos. Finalmente, el contacto humano tendrá más valor en todos los aspectos de la vida, por ello, los establecimientos y locales comerciales físicos deberán ejercer la función de punto de encuentro entre los ciudadanos.

¿Te ha gustado?