16.06.2020

Consejos clave para la reforma integral del salón de una vivienda

Dentro de una vivienda, el salón se sitúa como el espacio principal, en donde se realiza la mayor parte de la vida familiar y social. En esta estancia los miembros de la familia pasan gran parte del tiempo acomodados en el sofá y realizando múltiples actividades como, por ejemplo, ver la televisión o leer un libro.

En muchas ocasiones, por motivos económicos, no es posible llevar a cabo una reforma integral de la vivienda. Sin embargo, podemos centrarnos en realizar todas las reformas en el salón, pues al ser el centro del hogar, supondrá un gran cambio y aportará un aire nuevo a toda la vivienda.

Las construcciones más antiguas acostumbraban a instalar una separación entre el salón y el comedor, no obstante, ambas estancias pueden funcionar como una sola pieza generando mucha más amplitud, a pesar de contar con los mismos metros cuadrados. Por ello, si la vivienda lo permite estructuralmente, podemos comenzar la reformar del salón derribando el tabique que la separa de la zona del comedor, en el caso de que este exista. 

Asimismo, en los últimos años, las cocinas americanas han experimentado un gran auge en los países europeos, pues transmiten una imagen de modernidad y practicidad. Por este motivo, si la estructura de la vivienda también lo permite, muchas reformas integrales de salón eliminan todas las separaciones existentes entre las distintas estancias (salón, comedor y cocina). Si optamos por aunar todos estos espacios, será necesario integrar bien las diferentes piezas así como poner elementos de ventilación eficientes y potentes para que los olores de la cocina no circulen libremente por el resto de la planta. 

Si por el contrario, el salón es una habitación aislada y de dimensiones reducidas no hay que caer en el error de instalar muebles pequeños que perjudiquen la comodidad. Es mejor optar por un mobiliario más grande en donde las personas se sientan cómodas y que realmente se pueda aprovechar. Tan solo hay que tener en cuenta que permita andar sin tropezar con obstáculos, pintar las paredes de blanco y poner cortinas de colores muy claros para que dejen entrar más luz natural. 

Además, existen otros detalles que hay que cuidar y tener en consideración para que la reforma del salón sea perfecta:

- Escoger el tipo de suelo es una de las decisiones más importantes que hay que tomar. Según el estilo que queramos dar al salón deberemos elegir uno u otro. Por ejemplo, para lograr un estilo clásico el parquet es la opción más indicada, mientras que si buscamos modernidad lo mejor es optar por un acabado en cemento pulido.

- Un elemento imprescindible es el sofá, la pieza clave del salón. Eligiendo el sofá perfecto, conseguiremos que la estancia entera se vea completamente diferente.

- Recuerda que es recomendable pintar el salón cada 4-5 años para evitar ácaros, moho y otros elementos que se adhieren a las paredes. En cualquier caso, a la hora de realizar una reforma integral del salón, será obligatorio pintar las paredes.

La empresa Espace Blanc cuenta con un equipo de profesionales especializados en la construcción, reformas y rehabilitación de inmuebles y de viviendas unifamiliares. No dudes en contactar con nosotros o pedir tu presupuesto personalizado.

¿Te ha gustado?