02.07.2020

Prevención contra incendios en locales comerciales: protege la comunidad

Muchos locales comerciales se sitúan en los bajos de bloques de viviendas, por lo que el riesgo de un incendio dentro del establecimiento puede afectar a la seguridad de la comunidad de vecinos.

Los supermercados, droguerías u otros tipos de tiendas que almacenan productos con sustancias inflamables pueden llegar a provocar un incendio que se extienda por todo el edificio, por lo que es muy importante conocer y tener presentes los requisitos mínimos de prevención contra incendios en locales comerciales.

Hoy en día existe una normativa específica sobre las medidas de prevención de riesgo de incendio que debe cumplir cualquier comercio o establecimiento. En primer lugar, será imprescindible diseñar e indicar debidamente las salidas de emergencia, así como capacitar al personal para evacuar el local en caso de incendio. Por otro lado, hay que mantener al día el suministro de extintores y equipos contra incendios habilitados y actualizados en cada área o departamento. 

Por norma general, las empresas que proveen los extintores orientan a los propietarios de los locales sobre qué clase de extintor debe ir en cada lugar, cuántos hacen falta y cómo se dispondrán para facilitar su alcance y que su eficiencia sea la máxima posible. A la hora de decidir el número de extintores se suele pensar que irá asociado con el tamaño de la superficie, es decir, cuanto más metros cuadrados haya, más extintores hay que instalar. Sin embargo, la cantidad no dependerá fundamentalmente de los metros disponibles, sino de otros factores como la actividad que se desarrolle en el establecimiento y los artículos o productos que venda.

Si nos atenemos al Código Técnico de Edificación, todos los locales comerciales están obligados a disponer de extintores como máximo a 15 metros de recorrido en cada planta. También se deberá incorporar un extintor especial de CO2 para cubrir los fuegos de tipo eléctricos que se generan en cuadros de electricidad u ordenadores.

No obstante, en algunas ocasiones, las ordenanzas municipales son más exigentes que la legislación de ámbito nacional o autonómico e incluyen normas no establecidas en estos otros reglamentos. Por ello, al realizar la construcción o reforma de un local comercial, siempre habrá que contar con la ayuda de un técnico homologado que aporte todas las recomendaciones sobre equipos de protección contra incendios y que asesore al propietario de la tienda para cumplir con los requisitos de todas las normativas.

Por último, hay que tener en cuenta que existen algunos casos especiales, dada la naturaleza de la actividad que se desempeña dentro del local, y que exigen normas y medidas adicionales. Estas actividades son:

- Almacenamiento de productos químicos

- Espectáculos públicos y actividades recreativas

- Fabricación, utilización y almacenamiento de explosivos

- Alojamientos turísticos

- Almacenamiento de productos sanitarios

- Vehículos a motor

La empresa Espace Blanc cuenta con un equipo de profesionales especializados en la construcción y reformas de locales comerciales, con una amplia experiencia en el sector retail. No dudes en contactar con nosotros o pedir tu presupuesto personalizado.

¿Te ha gustado?