15.05.2017

Por qué el comercio electrónico no acabará con el retail físico

Durante los primeros meses de este año miles de tiendas en centros comerciales de Estados Unidos se han visto obligadas a cerrar sus puertas porque no eran rentables, llegando a venderse grandes espacios por unos pocos dólares

Por este motivo, no ha tardado en hablarse a nivel mundial de la “muerte del retail físico”. Sin embargo, estas cifras demuestran que no se trata de una desaparición del punto de venta, sino de un proceso de cambio.

En el caso de España, existen más de 600.000 establecimientos comerciales, en los que el volumen de negocio ha crecido un 3,7% entre 2015 y 2016, según la consultora Gfk. Estos datos muestran un panorama favorable para las tiendas físicas en nuestro país, considerándose un negocio en crecimiento, con mayor o menor nivel de éxito según el establecimiento.

También es importante evaluar qué empresas han sido afectadas por la oleada de cierre de tiendas físicas en Estados Unidos. La mayoría de las firmas que han cerrado un gran número de establecimientos son marcas que no han sabido adaptarse a la nueva era tecnológica o que ya arrastraban una larga trayectoria con problemas y declives.

Ante la llegada del comercio electrónico, la tienda física debe evolucionar y reinventarse. Es necesario que cada marca encuentre la fórmula en la que el punto de venta desempeñe un papel clave y se posicione de manera competitiva en el mercado. Tener un conocimiento exhaustivo de las nuevas tendencias emergentes o diseñar formas de contacto alternativas para llegar al consumidor serán medidas necesarias para garantizar el éxito de los establecimientos físicos.

En este proceso de adaptación, las tiendas poco a poco se irán alejando de ser un mero muestrario de productos para convertirse en un área de demostración en donde se proporcionen experiencias y vivencias únicas a los clientes potenciales.

¿Te ha gustado?