19.06.2017

Evaluación del desempeño ambiental: cómo minimizar el impacto en el entorno

Cada día son más las organizaciones que se preocupan por llevar a cabo una mejora del desempeño ambiental, ya sea para cumplir los requisitos legales de obligado cumplimiento, para ahorrar costes derivados de una correcta gestión económica ambiental, o porque realmente están concienciados sobre las consecuencias para el entorno que pueden provocar las actividades que realizan.

¿Pero qué es exactamente el desempeño ambiental? Según la norma ISO 14001 el desempeño ambiental de una organización son los "resultados medibles de la gestión que hace una organización de sus aspectos ambientales". Debido a que los procesos y actividades de cada empresa pueden ser muy variados, la forma de medir el desempeño ambiental de cada una de ellas será igualmente muy distinto, por ello deberán aplicarse diversas metodologías en función de las necesidades específicas de cada organización.

La nueva versión de la norma ISO 14001 del 2015, incluye algunas directrices comunes con el fin de guiar la evaluación del desempeño ambiental.

- En primer lugar, se debe realizar el seguimiento y la medición de todas aquellas operaciones que puedan tener un impacto ambiental significativo, de las obligaciones de cumplimiento, de los controles operacionales y del progreso según los objetivos ambientales de la organización.

- Es importarte asegurar que los equipos de seguimiento y medición estén bien calibrados y que reciben un mantenimiento adecuado.

- Una vez que disponemos de un buen equipo podremos evaluar el desempeño ambiental y proporcionar entradas para la revisión por la dirección.

- Debemos conservar siempre la información recogida como prueba de los resultados del seguimiento, la medición, el análisis y la evaluación.

- Y, por último, comunicar tanto de manera externa como interna toda la información pertinente al desempeño ambiental.

Toda esta información bien medida, analizada y evaluada servirá a cada organización para identificar tendencias en su comportamiento ambiental y en los aspectos ambientales evaluados. También permitirá reconocer posibles áreas de mejora en la gestión y de minimización de los aspectos ambientales y los costes asociados, así como establecer oportunidades de desarrollo estratégico o asegurar que la empresa cumple con los requisitos legales ambientales gracias a la disposición de evidencias objetivas.

En Espace Blanc somos conscientes de la importancia de elaborar una correcta evaluación del desempeño ambiental, por este motivo, durante años hemos realizado un seguimiento exhaustivo del comportamiento ambiental de las actividades que llevamos a cabo, con el fin de prevenir la contaminación y el impacto medioambiental.

¿Te ha gustado?