20.06.2018

¿Cómo es el futuro del sector retail? Tecnología y humanización: una estrategia dual

El sector retail es sumamente sensible a los cambios que se producen a diario en la cultura digital y a cómo evoluciona el consumidor respecto a ellos.

Ante esta transformación constante, las empresas del sector retail deben adaptarse y cambiar para afrontar el futuro y mantenerse fuertes frente a sus competidoras.

En relación al futuro del retail, el responsable de la línea de negocios de Stratesys, Fran Ruiz González, sostiene que “la tecnología refuerza y amplía el vínculo existente entre las personas y las marcas, pero no es suficiente en un escenario donde la recomendación, la personalización, las experiencias y la humanización de los procesos son esenciales para el usuario”. Por lo tanto, se debe optar por una estrategia dual que combine tecnología y humanización a partes iguales. Asimismo, destaca una serie de acciones que todas las empresas deben comenzar a realizar si quieren adaptarse a los nuevos cambios y las nuevas demandas del consumidor.

- Llevar a cabo una estrategia centrada, sobre todo, en el usuario. Es muy importante apostar por el diseño UX/UI, pues la tecnología debe estar adaptada siempre al usuario, facilitando la experiencia de compra y favoreciendo la usabilidad.

- Generar una experiencia de marca dotando de personalidad a la propia marca. Además, se pueden aprovechar las posibilidades tecnológicas para ofrecer a cada cliente una experiencia completamente personalizada.

- Humanización del e-commerce. Según los expertos poco a poco habrá una humanización cada vez mayor de los e-commerce a través de la implantación de los chatbots en las webs.

- Obtención de información en tiempo real. Como es obvio, las empresas necesitan cada vez más disponer de la máxima información posible en tiempo real para poder ajustar sus decisiones en la medida de lo posible a la demanda real y actual de los consumidores.

- Implementación de nuevos métodos de pago. Los usuarios exigen nuevos métodos de pago más ágiles y sencillos pero, por encima de todo, seguros y confiables.

- Diseño responsive. Hay que tener en cuenta que el móvil se ha convertido en el dispositivo más utilizado por los usuarios (81%) y, cada día son más los usuarios que lo utilizan para realizar compras online. Las webs que no se adapten de manera responsive tanto a dispositivos tablets como móviles corren el riesgo de desaparecer de la mente del consumidor. 

- Tecnología Cloud. La nube no solo proporciona ubicuidad, rapidez y flexibilidad sino que, además, es escalable proporcionando soluciones que crecen según las necesidades de cada empresa.

¿Te ha gustado?