07.11.2018

¿Cuáles son las estrategias para mejorar las ventas en el sector retail durante el Black Friday?

El Black Friday resulta ser uno de los días más importantes para el sector retail en nuestro país.

El Black Friday resulta ser uno de los días más importantes para el sector retail en nuestro país. Sean marcas más grandes o más pequeñas, todas intentan realizar estrategias que les ayuden a incrementar sus ventas, tanto de manera física como digital. En este momento nos centraremos en las ventajas de las acciones físicas en el punto de venta de este sector.

Que el Black Friday coincida con los últimos días de noviembre es ya un acierto estratégico, ya que hace que la gente realmente se plantee comprar los regalos de Navidad con un mes de antelación por el simple hecho de que les supone un ahorro de dinero. En otras palabras: resulta un pretexto para dinamizar las ventas en noviembre.

Pero, ¿cómo mejoramos las ventas desde el sector retail durante el Black Friday?

  1. Primero necesitaremos ofrecerle a los clientes los llamados “productos gancho” con grandes descuentos. Esto resulta importante para el cliente ya que sentirá que no puede dejar pasar una oportunidad de este calibre.
  1. Crear comunicación. Necesitamos apoyarnos en las nuevas formas de comunicación, por ejemplo las redes sociales, ya que además de ser muy usadas entre los clientes, el propio sector conseguirá una interacción con los mismos y, por lo tanto, conseguirá informar de sus ofertas y crear expectación.
  1. Debemos crear un ambiente de “tienda sentimental”. Como comercio debe crear una serie de experiencias que le den un valor añadido a tu tienda. Si el usuario ve que la imagen visual tiene un trabajo detrás que, además resulta atractivo debido a sus colores o tipografía, el cliente percibirá esa experiencia única que queremos transmitir.
  1. Personalizar la oferta. Hoy en día existen infinidad de herramientas para poder conocer los hábitos de consumo de los usuarios, por lo que podemos jugar con esto y personalizar así nuestros productos, además de diferenciarnos.
  1. Conocer los targets más involucrados en el Black Friday. Hay varios estudios que confirman los targets que están más predispuestos a comprar durante el Black Friday, como son los buscadores de seguros, los consumidores habituales de eventos, conciertos o espectáculos en general, los amantes de la jardinería y el bricolaje, los viajeros y los que buscan comprar un producto de alta gama por un menor precio. Centrarnos en este tipo de clientes nos puede resultar muy beneficioso para conseguir aumentar las ventas durante el Black Friday.

¿Te ha gustado?