03.12.2018

La subida del ecommerce sigue sumando: Rumbo hacia el 14% del retail global en 2021

El subidón del ecommerce ha cambiado por completo el negocio del retail: la guerra entre lo online y offline ha hecho que lleguemos a una nueva era omnicanal donde lo importante no es dónde vender, sino simplemente, hacerlo.

Cuando Amazon comenzó a vender libros online, no tenía almacén, ni personal y ni si quiera libros, pero consiguió conectar todas las librerías de Estados Unidos para que, busques el libro que busques, lo puedas encontrar. Ya no era un retailer que mostraba su oferta, sino que tenía toda la oferta disponible. Gracias a esto, durante su 25 aniversario, Amazon ya ha consolidado el ecommerce en Norteamérica, Europa Occidental y Asia.

Gracias a este tipo de ejemplo, podemos ver como, a día de hoy, el consumidor puede elegir dónde comprar, cuándo hacerlo y de la manera que prefiera, ya sea en tiendas físicas, online, con el móvil o incluso mediante una inteligencia artificial a la que le diga qué hacer. Es decir, está claro que el consumidor tiene el poder. 

Estas ventas online han llegado a alcanzar los 2,3 billones de dólares en el año 2017, tras crecer un 23% más en 2018 y calcularse una subida de un 10% del negocio mundial del comercio minorista. Con esto, se prevé que en 2021 lleguen a alcanzar el 14% de ventas minoristas globales, convirtiéndose en el mayor canal de distribución, aunque no de la misma manera en todas las regiones del planeta.

Por otro lado, Asia, como siempre, avanza aún más rápido y representa ya el 17% de las ventas del país, mientras que Corea del Sur alcanza el 11% sobre el total. Es por esto que, el mercado chino ya es el principal canal de distribución minorista y además, es el mayor del mundo en ventas online, arrebatándole el puesto a Estados Unidos.

Sin embargo, esta subida de Asia también tiene sus complicaciones en cuanto al proceso de pago se refiere, ya que el pago transfronterizo hace que haya que atravesar una barrera de entrada para la inversión en ecommerce. Pero, igualmente, se prevé que será el país protagonista del negocio global del ecommerce para el 2021, además de mejorar las transacciones transfronterizas, que serán uno de los motores de crecimiento del ecommerce en los próximos años, pasando de un valor de 300.000 millones de dólares, a 900.000 en 2020, hasta situarse cerca del 22% del mercado global del ecommerce.

¿Te ha gustado?